En qué gastaremos más este verano, y cómo afrontarlo.

La llegada de Julio trae, como cada año, la llegada del calor, las vacaciones para muchos, la carretera, los turistas, etc. Pero este año, además, trae debajo del brazo la subida del precio de algunos bienes de consumo de primer orden que afectará a la inmensa mayoría de la población. Subidas que no llegan precisamente en el momento más oportuno, y que harán que más de uno tenga que hacer un agujero más en su ya de por sí apretado cinturón.

La luz. La factura media se verá incrementada en un 1,3%, lo que se traduce en que el recibo medio español sube a 735 euros anuales. Notarán mas este cambio aquellos que tengan contratada la Discriminación Horaria, que verá el precio del kWh incrementarse un 2,6% en horas punta y casi un 4% en horario valle. La cosa no se queda ahí, esta subida podría ser la antesala de otra posterior cuando se apruebe la reforma del sector eléctrico, previsto para este mismo mes de Julio. A este respecto, nos remitimos al consejo que dimos en su día vía twitter y facebook: revisar la potencia contratada y lo que realmente se necesita, así como ponerse en contacto con otras compañías de luz y ver sus ofertas, que seguro te mejoran tus condiciones actuales.

Tabaco y Alcohol. El tabaco continúa su carrera alcista de precios,  Altadis comunicaba un aumento del 11,9% para las picaduras de liar y un 6,6% la de los cigarrillos convencionales, lo que supone un incremento total entre 0,80 y 1,35 euros por paquete. Philip Morris hizo lo mismo incrementando el precio en 10 céntimos de las cajetillas de Marlboro, L&M y Cherterfield. Respecto de las bebidas alcohólicas, estas sufrirán un incremento tributario del 10%, a excepción del vino y la cerveza, que se mantienen en sus valores. Se prevé un incremento sustancial en la recaudación de Hacienda por las subidas mencionadas en este párrafo. Respecto a cómo afrontarlo, lo más efectivo sería dejar el consumo de tabaco, como no podía ser de otra manera, pero como sabemos que no es sencillo, recordaremos que las picaduras de liar, aún subiendo más que los cigarrillos habituales, siguen siendo la opción más económica. En cuanto al alcohol, cambiar el gin-tonic por un par de cervecitas, que lo agradecerá el bolsillo y el cuerpo, dado el altísimo poder de deshidratación que tienen los destilados, tan inconveniente en estos meses de calor.

Carburante. Hemos podido observar durante esta primera semana de Julio que el precio de la gasolina y el diesel han subido con respecto a la anterior. Hoy día el precio medio del gasóleo se sitúa en 1,332 euros por litro, mientras que el de la gasolina de 95 octanos alcanza los 1,435 euros. En este punto lo mejor es saber elegir bien la estación de servicio donde repostar, dado que hay cierta variación entre unas y otras, y seleccionar bien el día de la semana, cuyos precios varían también siguiendo un patrón que se repite. A este respecto nos remitimos a lo recomendado en nuestra fan page de facebook, http://goo.gl/MVuSG, y nuestra cuenta en Twitter, @Dereccho_, y recordar que Repsol, junto con sus marcas Campsa y Petronor, bajarán todos los viernes de Julio y Agosto los precios de los carburantes en sus estaciones de servicio, como estrategia comercial para captar a los viajeros que salgan el fin de semana.

Como hemos podido ver, las subidas de precios este Julio son reales, y nos afectarán a todos o casi todos, pero tomando las medidas adecuadas podemos afrontar dichas subidas muy satisfactoriamente, llegando en algún caso hasta a reducir nuestro gasto, como sería en el caso de revisar bien el contrato de la luz, y pedir ofertas a las empresas de la competencia, como si de un contrato de telefonía móvil se tratara.