Sobre reclamaciones de Hacienda, justicia gratuita y obligaciones con los hijos.

Tuvimos que vender el piso por no poder pagar la hipoteca, y el banco nos buscó un comprador y arregló todo el papeleo. El comprador se subrogó en la hipoteca y, según el banco, quedamos libres de pagos. Dos años después nos llega una carta de Hacienda, que le debemos 9000 euros por la venta del piso, cuando nosotros no recibimos ni un duro. ¿y ahora qué? Anónimo.

Por los datos que nos das, entendemos que Hacienda os reclama que tributéis por el supuesto incremento patrimonial que tuvisteis con la venta del piso. Muy por encima, esto consistiría en la diferencia del valor de venta del inmueble aminorado en el valor de adquisición que asumisteis cuando lo comprasteis, y si esa diferencia sale positiva, se entiende que os habéis beneficiado del incremento del valor del inmueble. Aunque no hayáis percibido aparentemente ningún beneficio, el valor de venta os ha “quitado” la hipoteca, y si eso supone más de lo que os costó el piso en su día, Hacienda ve un enriquecimiento.

Nuestra recomendación es que presentes las alegaciones correspondientes, y que liquidéis el impuesto mirándolo todo con lupa, porque este tipo de tributación es compleja y la Agencia Tributaria muchas veces se equivoca en su propuesta, y curiosamente se equivoca siempre a su favor.

Me gustaría saber si puedo pedir abogado de oficio para divorciarme, o si solamente me lo conceden si me denuncian a mí por delitos, como otra vez que lo pedí. Anónimo.

El derecho a la justicia gratuita abarca todas las jurisdicciones, incluida por supuesto la civil, ya seas demandante o demandado. El principal requisito es el mismo que la otra vez que lo solicitaste: la falta de capacidad económica.

Voy a tener un bebé de mi ex novio dentro de pocos meses, pero él ya me ha dicho que no quiere saber nada del bebé, que no le pida dinero para nada. No hemos estado casados ni nada, ¿puedo hacer algo para que al menos me ayude con los gastos del niño? Gracias. Rosario P.

Independientemente de que quiera o no quiera hacerse cargo, si él es el padre, tiene obligaciones con su hijo, estéis juntos o no, casados o solteros. La cuestión prioritaria es que él ostente la paternidad, ya sea porque él lo reconozca como hijo cuando lo inscribáis en el Registro Civil, o bien porque se declare judicialmente tras interponer una demanda de paternidad.

En el caso de no obtener el reconocimiento de paternidad de manera voluntaria y tener que acudir a los tribunales, la demanda de paternidad no debería tener problemas en prosperar, principalmente por la práctica de la prueba del ADN, o de la negativa a hacérsela, en su caso.

Una vez fijada la paternidad de tu ex pareja, puedes exigirle todas las obligaciones que tiene como padre, entre ellas, la de contribuir a los alimentos del menor. Igual que en el caso anterior, habrá que intentarlo por la vía amistosa, y, si ésta no diera resultados, acudir de nuevo a la Justicia.

Puedes enviarnos tus consultas a través de nuestra web: dereccho.es. Solamente serán publicadas las consultas con la autorización expresa del consultante.