¿Tienes 40 euros? Hazte emprendedor en 24 horas.

La próxima semana está prevista la aprobación del proyecto de la nueva y esperada Ley de Emprendedores. El Gobierno la plantea como una de las actuaciones más importantes de las destinadas a superar la actual coyuntura económica. Lo que está claro es su vocación de facilitar la actividad emprendedora y empresarial, su desarrollo, crecimiento e internacionalización, haciendo hincapié, de paso, en el fomento de la cultura del emprendimiento. A grandes rasgos, estos son los puntos más interesantes a tener en cuenta de dicha Ley, desde nuestro punto de vista, naturalmente:

La nueva norma prevé la creación de Puntos de Atención al Emprendedor, PAE, que funcionarán como ventanilla única y servirán para facilitar la creación, el ejercicio y, en su caso, el cese de la actividad empresarial. Se pretende agilizar los trámites de creación de la empresa hasta el punto de poder constituir una en 24 horas y con un coste de 40 euros, en la modalidad más básica, sin escritura pública.

Se crearán nuevas figuras mercantiles: el Emprendedor de Responsabilidad Limitada y la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva. La primera nace para proteger determinados bienes, considerados esenciales, de la responsabilidad derivada de sus deudas empresariales. La segunda permite la creación de sociedades con un régimen idéntico al de las Sociedades Limitadas, pero con un capital inferior a 1000 euros, a diferencia de los 3.000 euros mínimos que requieren las S.L.

La nueva ley da por fin respuesta a una vieja reivindicación de la patronal y de las pymes: el IVA de caja. Consiste en algo tan sencillo como que los empresarios paguen el IVA de una factura cuando la cobren. Están fuera de este nuevo régimen aquellos empresarios que tengan un volumen de operaciones anual de más de dos millones de euros. Tiene otras limitaciones, como la temporal, que supone que al final de cada año habrá que pagar el IVA, aunque no se haya cobrado.

En la línea del fomento de la cultura emprendedora, se adoptan medidas para que los jóvenes, a través del sistema educativo, se empapen de dicha cultura del autoempleo y de la creación de empresas como elemento indispensable para el desarrollo económico y social.

Del breve análisis que hemos realizado de esta nueva norma extraemos que se hace mucho más sencilla y accesible la creación de un proyecto empresarial. Si eres de los “alérgicos” al papeleo puedes contar con asesoramiento profesional para realizar las gestiones necesarias y llevar a cabo tu idea de negocio. Si tienes una idea que crees que puede funcionar, ahora es el momento de emprender.

Tienes DERECCHO a llevar a cabo tu proyecto empresarial sin trabas burocráticas ni económicas, y que el único requisito para el éxito esté dentro de tu cabeza en forma de ideas.