Consultorio #tienesdereccho. Sobre las precauciones al usar Whatsapp en nuestras comunicaciones y maneras de afrontar las deudas.

Hola, he  estado teniendo relaciones con un hombre que está divorciándose de su actual mujer. Ésta me ha amenazado con publicar las conversaciones de whatsapp que he tenido con su marido para demostrar que le ha sido infiel. ¿Qué puedo hacer para protegerme de ella? Anónimo.

Al margen del reproche social, moral o religioso que pudiera tener una infidelidad, hoy por hoy no es un hecho punible, y menos aún en el caso de estar en trámites de divorcio. Lo que sí es punible son las amenazas, o las acciones que atenten contra la intimidad, el honor o la imagen de las personas, que son conductas tipificadas en el Código Penal, y que puedo entrever en lo que nos explicas.

Puedes denunciar en comisaría o los juzgados esas amenazas, pero para que la denuncia llegue a buen puerto tendrás que demostrarlas, bien con conversaciones que consten por escrito, testigos, o cualquier cosa de la que te pudieras valer para demostrar tales hechos. En el caso de que esta persona cumpla con lo amenazado y difunda esas conversaciones, también podrías denunciarlo, naturalmente, pero como te hemos dicho antes, tendrás que demostrarlo con los medios de los que te puedas valer. Cabe añadir que independientemente del éxito o no de las denuncias en sí, recibir una notificación del juzgado puede ser una buena medida disuasoria para frenar determinadas conductas.

Aprovechamos esta consulta para recomendar a nuestros lectores que tengan mucho cuidado con las conversaciones que tengan por la popular plataforma “whatsapp”, ya que quedan registradas, asociadas a un  número de teléfono, y en un momento dado podrían ser utilizadas en contra de cualquiera.

Me ha llegado un requerimiento de juicio monitorio, por el que me reclaman 7.100 euros. No es que no quiera pagarlos, pero no puedo afrontar esa cantidad. Este mes termino de pagar el crédito del coche, ¿con ese dinero que tendré ahora al mes podría hacer algo? Anónimo.

Dado que tienes buena fe, e intenciones de asumir la deuda, te recomendamos que intentes llegar a un acuerdo con tu acreedor. Puedes ofrecerle el pago de una determinada cantidad al mes, pactar o no unos intereses, etc. En caso de que no llegaseis a un acuerdo y no pudieses afrontar la deuda, el juzgado acabará requiriéndote al pago. De todas formas siempre puedes solicitar que se aplace dicho pago, aunque ya sea la justicia la que te requiera el abono de la deuda, siempre que dicho aplazamiento tenga la conformidad del acreedor.

Hemos de indicarte que si no se alcanzase el acuerdo y el procedimiento avanzase, necesitarías abogado y procurador, dada la cantidad que se reclama.

Puedes mandarnos tus consultas a info@dereccho.es